A pesar de trabajar juntos, Ana Ávila y yo no nos conocíamos demasiado. Entre todas las conversaciones acerca de qué cosas publicar, siempre se atisbó que éramos polos opuestos, y en este episodio intentamos descubrir si esto es verdad.

Religión, desiertos de México y cómo la fe le ha ayudado a sobrevivir en un mundo en el que podría a llegar a sonar Nickelback en cualquier momento. Que Dios nos pille prevenidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Santi Quiere Estar Bien © 2015