Xoel López es una persona a la que es imposible no quererla. Hablamos sobre cómo la música puede curarte, los cambios a lo largo de la vida y cómo enfrentarte a los “dóbermans de la mente”.

Gracias por tu cariño, por tu tiempo y tantos años de buena música (y por permitirme destrozar una canción tuya, improvisando al final del episodio). Recomiendo a todo el mundo que vaya a verle en directo, un espectáculo que es mejor que no lo te cuenten.